© ®

Todos los textos son propiedad de sus autores, quienes tienen todos los derechos sobre ellos (¿o será al revés?) y han decidido libremente publicarlos aquí para la difusión pública sin fines de lucro.







*Este proyecto está basado, en sus orígenes, en la idea de Dulce Chiang y Alicia Quiñones




sábado, 20 de agosto de 2016

LAMENTABLE NOTICIA, TOMADO DE LA JORNADA

Ciudad de México. El escritor Ignacio Padilla murió la noche del viernes a los 48 años de edad, tras sufrir un accidente automovilístico, rumbo a la ciudad de Guadalajara, informó la Secretaría de Cultura federal.
Ignacio Padilla, quien se definía como un “físico cuéntico” al que de vez en vez le nacía una novela, formó parte de la Generación del Crack cuyo manifiesto fue publicado en 1996. También era miembro de la Academia Mexicana de la Lengua y Premio Mazatlán de Literatura en el 2007 con su novela La Gruta del Toscano.
En su cuenta de Twitter, el secretario de Cultura, Rafael Tovar y de Teresa, escribió: “lamento el fallecimiento de Ignacio Padilla, un hombre de letras en el más amplio sentido de la palabra. Mi pésama a su familia”.
También sobre la muerte de Padilla, el escritor peruano, Santiago Roncagliolo en esa red social publicó: “no puedo creer que haya desaparecido de repente toda esa erudición y ese entusiasmo por la literatura”.

El escritor mexicano consideraba que en América Latina  el cuento estaba muy vinculado con la oralidad y el periodismo, por lo que se arraigó de manera muy importante.
En su trabajo profundizó en la obra de Miguel de Cervantes y promovió el género cuentístico en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara donde coordinó el Encuentro Internacional de Cuestistas.
Ignacio Padilla es autor de libros como Trenes de humo al bajoalfombra, Espiral de artillería, Imposibilidad de cuervos, Los reflejos y la escarcha, entre otros títulos.