© ®

Todos los textos son propiedad de sus autores, quienes tienen todos los derechos sobre ellos (¿o será al revés?) y han decidido libremente publicarlos aquí para la difusión pública sin fines de lucro.







*Este proyecto está basado, en sus orígenes, en la idea de Dulce Chiang y Alicia Quiñones




jueves, 9 de noviembre de 2017

EL TEATRO DEL ABSURDO (ANÁLISIS DEL ESPECIALISTA VÍCTOR GARCÍA MOTA)



Y
LOS ENTRETELONES
DE LOS
EJES DE LA RECONSTRUCCIÓN
NACIONAL

UNA PRESENTACIÓN
AL AIRE LIBRE


QUERIDO PUBLICO TIENEN EN SUS MANOS EL LIBRETO DE ESTA HERMOSA Y CONMOVEDORA HISTORIA, DONDE TODO LO IRREAL ES REAL, Y DONDE TODO LO QUE PARECE NO ES, Y SOLO LAS SOMBRAS DE LO REAL  DIBUJAN EL DRAMA Y LA TRAGEDIA CON TRAZOS QUE NOS CONDUCEN IRREMEDIABLEMENTE A PREGUNTARNOS QUÉ ES TODO ESTO. ¿ES REAL O ES ABSURDO?          USTEDES TIENEN LA RESPUESTA.

SEÑORAS Y SEÑORES HEMOS SIDO CONVOCADOS ESTA NOCHE A LA APERTURA DE UNA OBRA EXCELSA. TODAS LAS LOCALIDADES HAN SIDO AGOTADAS.

Habla el manager artístico.
Señoras y Señores
Ante nosotros
PETER BROOK
El dramaturgo que nos presenta esta noche su Obra majestuosa: EL TEATRO DEL ABSURDO

Un aplauso estruendoso retumba sobre todo el espacio del Teatro al Aire Libre.

Peter Brook, -habla el manger artístico- quien nos entrega ahora su gran obra: El Teatro del Absurdo, el gran dramaturgo está en México, con el vienen  Martin Esslin, Peter Wiss, Antonin Artaud, Bertolt Brecht, los creadores, del Teatro de la Crueldad, del Exterminio, Rodolfo Usigli, con su Obra clásica El Gesticulador, y sin faltar William Shakespeare. Peter Brook  recién  presento su última obra Battlefield, en El Esperanza Iris. Estamos ante una representación, un movimiento que no es un movimiento, los autores no tienen contextos homogéneos, cruzan ante nuestra mirada, un haz de contrastes, contradicciones, verdades a medias, mentiras como verdades, una cascada de la postverdad como chisme, como credulidad, como incredulidad, como la verdadera neta; cada actor crea sus propios modelos y características implacables de lógica interna: cómica, triste, patética, macabra, humillante, angustiosa o violenta. Todos danzan, camina, gritan, avanzan pisando fuerte sobre una plataforma argumental, haciendo crujir todas las palabras escritas en el Libreto.  

Habla el manager artístico que nos introduce a las dimensiones de la Obra Teatral.

¿Qué da sentido a sus representaciones, a esas actuaciones? 

Que se caen a pedazos sobre escombros y solo llegan ruidos, palabras inconexas, escombros de una narrativa que fue o nunca existió.

La voz del manager:
Hoy es el día esperado, la cita histórica, nadie desea perderse este momento, es enorme la expectación que hay ante la magna presentación de La Obra El Teatro del Absurdo que en unos minutos estaremos presenciando, cientos, miles y millones de mexicanos veremos la trasmisión en vivo hacia todo el país. El evento cultural ha sido muy anunciado, todos los medios, prensa, radio, televisión, y las redes sociales. No hay materialmente, rincón del país en donde no se encuentre una mega pantalla para estar viendo  ver la representación, en Juchitán pusieron tres, Oaxaca y Morelos decidió poner en todos los municipios ahí donde está el desastre, el estado de México las colocó en puntos estratégicos; en la Megalopolis de cartón en todas las delegaciones, en fin, son innumerables las Megapantallas colocadas en el país.

El centro político, el Zócalo de la Capital de la República fue adaptado para realizar esta representación magna, hay Megapantallas en todos los puntos clave del Zócalo, reluce EL TEATRO AL AIRE LIBRE de esta por la magnificencia de esta Obra teatral. Una realidad suspendida

Tout mexique se ha dado cita a esta magna representación. Toda la clase política, diputados, senadores, representantes oficiales, políticos y politiquillos, banqueros, industriales, representantes internacionales, la prensa internacional y nacional han venido cubriendo todo el evento cultural. Todos los fotógrafos sacando sus placas, registrando quién llega y con quién, “Mira -dijo el fotógrafo de Reforma-, ya llegaron” y se arremolinó una grupo de fotógrafos sobre dos destacadas figuras de la política nacional. Los políticos venían conversando: “Te digo, te va a gustar”, en esta obra se dan cita la danza y el teatro contemporáneo, donde los artistas exploran nuevas vías de expresión como el performance o el teatro gestual para el deleite del respetable. ¡Ya verás! Es tremenda y sobrecogedora, y es muy controvertida porque evoca a la gran obra de Rodolfo Usigli, El Gesticulador, recorre toda nuestra historia y claro no falta William Shakespeare, Otelo, el Rey Lear. “Tú lo veras”, concluyó.

EL MANAGER arroja preguntas al público.

¿Es real o solo aparencial? El personaje central: Un hombre de las mil caras entacuchado por las fuerzas obscuras que dan cuerpo a los ejes de la reconstrucción, una energía descomunal que hace girar a todo el mundo, como meras marionetas, vidas reales como títeres, sociedades que solo parecen vivas y son activadas y desactivadas por esas fuerzas obscuras.

¿Es real o irreal todo esto? La representación que realizan estos personajes ¿solo parece? ¿O es real? están movidos por las profundas fuerzas del capitalismo salvaje de la globalización neoliberal mostrándolos como saltimbanquis, trapecistas, acróbatas, ilusionistas, un mar de títeres de Rosete Aranda encarnando El Gran Teatro del Absurdo de la Reconstrucción Nacional: Sus Ejes. Evidentemente nadie de ustedes puede creer semejante argumentación, pero, ¿Dónde está lo real de todo esto?

Este es el quid del Teatro del Absurdo el montaje de un calidoscopio cuya totalidad de signos y significados colocan en el centro a la condición humana, a la política, a la disputa del poder; cruza el drama y la tragedia, cuestiona a la sociedad y al hombre, desnuda al poder y a través del humor y la mitificación esconde una actitud muy exigente hacia nuestras percepciones, nuestras creencias, el público, el espectador se ve representado.

El manager vuela en su perorata.

La narrativa de este libreto se hace trizas ante el desorden generalizado que se ha institucionalizado como un caos y oficialmente toda la realidad del desastre nacional se maneja de manera DEPARTAMENTAL, un Soriana, un Walmart, Liverpool, Aurrera, Comercial Mexicana, Chedraui, pretendiendo que cada mexicano haga un mejor uso de sus problemas y soluciones. El poder se lava las manos y arroja aspirinas para la reconstrucción. Autoservicio Departamental: para alianzas a la presidencia Departamento 4, para monedero electrónico Departamento 9, para aspirantes a la presidencia independientes Departamento 8, para presidencia oficial del PRI, Departamento 1, para registrarse como damnificado Departamento 20. Aviso, llenar formato y obtener número de Folio, para realizar las gestiones correspondientes.

Hay un trasfondo carnavalesco y operístico en todo esto, que ya raya en el teatro del absurdo, 300 aspirantes a independientes, once maquinarias de guerra, y millones de mexicanos involucrados en la disputa del poder, un pastel de más de 3 mil puestos y todos quieren una tajada. Un universo virtual que eclipsa las miradas, haciendo desaparecer todo lo feo, lo apestoso de esa realidad del desastre nacional.

Todo ha sido cambiado, apenas, cuando dimos un brinco, saltando sobre cadáveres, mutilados, sacrificados, multitudes hambrientas, acólitos, colas sacando sus tres mil pesos para la renta, y sabiendo que nadie alquila un departamento por tres mil pesos, bueno ni un cuarto de azotea; y caminamos por el colapso urbano, venimos del derrumbe de los pueblos, casi nos atropella una pipa que llevaba agua a Ixtapalapa…” Todo esto es olvido. Cuando titulamos la reconstrucción del poder 2018 y de la sociedad frente al desastre; y sin embargo esto sigue, porque ahora, la fea realidad del desastre nacional se aborda, elegantemente como Autoservicio Departamental. Haciendo que todo lo irreal sea como real, hasta alcanzar que lo absurdo se instale como lo sublime.

SE ESCUCHA UNA GRABACIÓN:
Haga su roncha. Construya su departamento. Asuma su pedo. Usted lo maneja y al grito ¡bara bara!, aquí están las mejores ofertas

¿Y que tenemos ahora? Hombres concentrados en su pedo, su asunto, lo demás no importa; no importa el desastre nacional, ni tampoco importa el TLCAN, ellos solo están aplicados  en saber cuál es su Departamento, que les toca para atender su pedo político con su lógica perversa de la maquinaria. Todo lo que está a su lado, no importa.

En medio del desastre nacional, las maquinarias, hacen a un lado todo eso que consideran secundario, frente a lo principal: el proceso electoral. Están aplicándose en su Departamento, para operar la lógica perversa.

La narrativa del Teatro del Absurdo sale del libreto y toma las calles. Todos estos movimientos muestran un trasfondo macabro, carnavalesco y operístico. Una pesadilla cotidiana que nos arrebata; en donde las tramas parecen carecer de significado, un universo de diálogos repetitivos; todo parece que va hacia allá y es al revés. Hay un sinsentido en todo esto, el caos domina y la falta de secuencia dramática a menudo crea una atmósfera onírica. Horrible, horrorosa, cadáveres, escombros, mutilados, la muchedumbre avanza sin destino, como otros Olvidados de Luis Buñuel, aglomeraciones pidiendo socorro, parvadas de buitres devorando a los sobrevivientes. Se roban todo, cajas de alimentos, bandas saquean los escombros por la madrugada, asaltan en las carreteras a los voluntarios que llevan la ayuda; reetiquetan las cajas de ayuda a los damnificados. Tras bambalinas y en las sombras ya se ha planeado ir por el botín político, han realizado un ensayo de manipulación de masas con 170 mil personas en la plancha del Zócalo de la República, movilizarlos para despolitizarlos, claro, eso no será fácil para los miles y miles de voluntarios. La condición humana en vilo.

Lo escrito en el Libreto es barroco, nadie entiende nada. Desde La Torre Mayor, el Grupo selecto que se autodenomina, Fuerza México, la elite de la oligarquía financiera y política, acuerda la distribución de todos los recursos, y escuchan pacientemente a sus asesores de la partidocracia, los politólogos les dicen: todos ustedes saben que hay enojo social contra el poder, el gobierno y los gobernadores y saben que muchas de estas protestas son irracionales, desproporcionadas frente al desastre y que ellos mismos propagan la ilusión de que los movilizados de la sociedad podrán por sí solos hacerse cargo del costo y de la reconstrucción, ilusos, soñadores de la libertad absoluta; son muchos los que ignoran que del 85 surgieron las organizaciones sociales y los partidos que hoy integran el fracaso de la partidocracia que está en franca crisis ¿de dónde saldrán los recursos financieros? No se hagan bolas, la autogestión, siempre la tenemos para los que sueñan por la vía libre de la reconstrucción, y por ahí andan un grupito de anarquistas, contra el Estado, las Instituciones; montados en la ola del coraje social, apuntalan el antigobierno, el antipartido y antipolíticos, y llaman a apostar todo a la sociedad movilizada. Un montón de ilusos que sueñan con el derrumbe del Narco Estado Fallido. La elite de la oligarquía financiera y política aplaude, festeja la claridad de sus empleados. ¡Son muy inteligentes! Saben que para eso estamos, para seguir gobernando hasta el fin y más allá; y ya ves, te lo estuve diciendo, nos han abierto la puerta al levantar el Departamento número 15 de compra de candidatos independientes.

EL MANAGER, hace una pausa, retoma su exposición.

El libreto marca las pausas y señala las entradas de cada personaje; se instala el caos. Frente a nosotros, los vivales, los trúhanes, los malosos, los cínicos, los sinvergüenzas, los tranzas, los malandros, los manipuladores, los que van por “el moche”, los corruptos, los gesticuladores, los demagogos, los criminales que gestionan todo, los licenciados que llevan el caso y las toneladas de casos que duermen el sueño de los justos. Toda la clase política y sus acólitos, y con estos, la oligarquía, los caciques de la burocracia.  La incoherencia, el disparate y lo ilógico que muestran el desgarramiento, el dolor, el sufrimiento de los de abajo, y la voracidad para amasar riquezas. México por los cuatro costados. “México creo en Ti” suena a tambor batiente el poema romántico del vate yucateco de 1940 con el poder mediático “Todos somos México”

El Teatro del Absurdo es un de pan de cada día para la chusma, el borlote, los merolicos, los tranzas, los vampiros que chupan la sangre de un pueblo desvalido y a la manera de un coro griego, claman, piden, gimen, se quejan, lloran, almas caminando por el páramo del desierto, de este desastre local, zonal, regional, estatal, nacional, en donde predomina la injusticia, estos son apenas algunos de los rasgos de este Teatro del Absurdo.

EL MANAGER ARTISTICO
CONCLUYE ENFATIZANDO SU VOZ
SEÑORAS Y SEÑORES
EMPEZAMOS


Se escuchó
¡Primera llamada!

En las butacas de la primera fila se expresó: No, no, te digo, no tiene nada que ver, con esa obra de Gonzalo Vega que ha regresado al escenario del Teatro Blanquita presentando una de las obras más taquilleras y exitosas de todos los tiempos, La Señora Presidenta. Ciertamente aborda al Poder, la encarnación de una presidenta o un presidente, ve más allá de las figuras, entreteje la Historia de México, esto es lo fuerte. Estamos ante un parlamento duro, el texto que voz en cuello expresa cada actor al representar a un personaje en esta obra de teatro; sí, sí, estamos ante interpretación, esto es la representación teatral, cuyas técnicas interpretativas y códigos teatrales, alcanzan lo sublime, lo dramático y trágico, porque son intensamente interpretados esos parlamentos, no es una simple interpretación de guiones teatrales, van más allá del script para película, programa de televisión o video, sobrepasan al screenplay, porque los actores asumen plenamente la representación teatral.

¡Segunda llamada!

EL TEATRO AL AIRE LIBRE A REVENTAR, toda la plancha del Zócalo y sus alrededores, doscientos mil, cuatrocientos mil, no cabía ni un alfiler más. Nada se había improvisado, todo el arte del teatro contemporáneo está presente y con su estructura montada, una elegancia, un gusto por la representación. El teatro físico, esa construcción o divisiones del lugar donde se presenta una obra de teatro y aquí sus dos parte fundamentales que son sala y escenario, la primera el espacio físico donde se encuentran las butacas o asientos, generalmente es la mayor parte del teatro físico; y el haz de luz de ese reflector destinado a iluminar a un actor o actriz específico. Todo listo para la representación

Tercera llamada
Comenzamos

Silencio total en el centro del escenario, solo la voz en cuello, grave del primer actor, todo el haz de luz sobre su rostro:
El actor
Con una intensa mímica
Y con una profunda voz
Va desdoblando a todo los personajes
Uno a uno, para ser solo él,
El que tú escuchas, es el otro
El otro, es ficción,
El real es el que brota de la ficción.

Se escucha suave y leve
La sonata de Grig
Que acompaña al actor

Soy la encarnación del verdadero poder, soy El Ogro filantrópico, soy yo El Gran Gesticulador, soy el Rey Lear y por eso soy la viva encarnación de la Santísima trinidad, dios padre, dios hijo, y dios espíritu santo y un solo dios verdadero; tres figuras ficticias y solo un verdadero presidente, soy el Peje, soy el hombre de copete alisado con glostora, maquillado por televisa; soy yo el presidente independiente, soy yo el que se alzó con la alianza, soy el amoroso; yo soy el poder, y yo soy la Presidenta, soy diferente, yo soy el poder, soy yo el Presidente, soy yo la que encarna el nuevo poder, eso el poder, tú, y tú, y todos ustedes lo saben y saben que yo cumplo. Soy diferente, soy el único, el verdadero y mi verdadero nombre es oligarquía, y soy el verdadero poder tras la silla presidencial, soy el big brother. Todos ustedes lo saben.

Durante casi una década, a partir de que el Grupo Atlacomulco desechó al heredero de los Hank Ronh como candidato del PRI al Gobierno del estado de México y de haber impuesto como tal a Enrique Peña Nieto, el país fue identificando al que se nos sigue presentando como el incuestionable ganador de la elección presidencial del 2012; y ahora, va a identificar al que he señalado como mi sucesor; y que se ha realizado un baño de pueblo y su imagen va a la alza

El coro
Evoca el llanto plañidero griego
Avanzan mujeres vestidas de negro cruzan por el centro del Teatro al Aire Libre

LA VOZ DEL PRIMER ACTOR
INVADE TODO EL ESPACIO TEATRAL
SE ESTA PONIENDO MASCARA SOBRE MASCARA
Habla un actor enmascarado:      

Durante su campaña electoral como candidato a gobernador del estado de México, y después como gobernador, los mexiquenses y los mexicanos fuimos bombardeados con su imagen todos los días. Nadie más cuidado en su imagen que él, nadie más conocido que él, nadie más lejano al común del pueblo de nuestro país que él. Ni Atenco y la fallida obra del Aeropuerto de la Ciudad de México, ni la muerte de la Sra. Petrelini, su esposa, y el atentado en Veracruz contra los guardias de seguridad de sus hijos y sus ex suegros, ni la extraña muerte de la niña Paulete, ni los feminicidios, ni las bodegas de Yee Gon frente al Aeropuerto de Toluca, ni las inundaciones del Canal de la Compañía en el Municipio de Chalco, ni el asesinato del Presidente Municipal de Ixtapan o el de Enrique, el hermano del ex Presidente Salinas, o la detención de la Barbie o el Indio y otros muchos delincuentes de muy diferentes carteles y de muy diferente importancia, y en la delincuencia organizada en los espacios del estado de México, ni la violencia de sus policías en la persecución de supuestos delincuentes en los espacios de la Ciudad de México. Ni la probada creación de una agencia de espionaje político y la persecución a la que sometió a sus posibles competidores a la candidatura presidencial. Bueno, ni los ejércitos de la fuerza mexiquense que vimos actuar en todas y cada una de las elecciones habidas en el país, a cargo del presupuesto del Gobierno Mexiquense, el creciente subsidio del estado de México a todos los priistas del país y al PRI nacional. Ni los conocidos traslados de miles de millones de pesos en efectivo a una oficina de la Col. Polanco del D.F. para la campaña de Eruviel Ávila, ni el pago de miles de millones al duopolio de las televisoras para posicionar a Enrique Peña Nieto como el mejor producto. Ni tampoco la creación de un poder paralelo al de los Pinos en la Casa de Gobierno de Toluca, estado de México. Nada afecta al personaje. Nada lo toca ni lo afecta en su autoproclamado triunfo, en su auto coronación imperial. Los sismos crearon otra realidad simbólica, todo un margallate. Lo que fue, ya no es, en el imaginario colectivo, todo un caos.

Actores en silencio
Cruzan el escenario
Se escucha suave y lento
El Vals sobre las Olas

EL PRIMER ACTOR ES CUBIERTO POR SABANAS POR ACTORES DESNUDOS. SE ESCUCHA:

Seis años en los que el personaje se dedicó a cumplir con los compromisos que les firmó a los mexiquenses frente a Notarios Públicos durante su campaña. A autorizar los contratos de obras de esos compromisos, y a visitar el desarrollo de los trabajos en ellas como el patrón que vigila y cuida de vidas y haciendas. Y, a viajar por el mundo ofreciendo al estado de México como el mejor destino de inversión de este país, y a viajar por el país a todos y cada uno de los estados y municipios donde se desarrollaron las campañas electorales financiadas y apoyadas con el Presupuesto del estado de México. ¡Cómo ha volado el tiempo!

En un poco más de dos años y con la posibilidad que le regala la renovación del poder en 2,125 elecciones, todas este pasado primero de julio de este año 2017, yo la santísima trinidad he logrado reconstituir el complejo tejido de cacicazgos locales y regionales y esto significa el retorno del PRI: les financio sus candidaturas, les concertó todo tipo de apoyos gubernamentales y con los poderes fácticos y solo, a cambio, les encargó su candidatura presidencial en cada uno de los espacios en disputa, vigiló y controló hasta cibernéticamente sus movimiento y sus resultados por cada una de las casillas electorales, y llevó la cuenta de los ejércitos y destacamentos en cada seccional electoral. Soy el Big Brother, soy personaje del PRI, el que se ha movido a sus anchas y sin competencia alguna en sus decisiones. Ustedes lo saben, de los problemas que se les presenten a los priistas, yo no soy el responsable y menos culpable. La breve histórica de lo que fue y ya nadie recuerda. “Todo el pasado, pasado” es la nota musical que acompaña a los actores. Entre las butacas un murmullo que muestra el efecto del caos.

Con la seguridad de que los mexicanos ya habíamos aceptado su incuestionable triunfo y que las encuestas lo señalaban y anunciaban, y aun con el tropezón habido en la Feria Internacional del Libro en  Guadalajara, se apostó por algún evento en alguna universidad privada y bien organizado y con presencia mayoritaria de su gente, se pretendió cambiar la imagen de Guadalajara; pero de pronto una sorpresa. Silencio absoluto.

Se escucha la canción
Sacaremos a este buey de la barranca
VIENE AVANZANDO DESDE EL CENTRO DEL TEATRO UNA JOVEN ACTRIZ EXPRESA DIRIGIENDOSE AL AUDITORIO:

Los jóvenes del ibero le movieron el piso y le cambió hasta el escenario, porque estamos ante un resultado sorprendente de los tres tercios. Los personajes vestidos de guaruras, arrastran a unos jóvenes. ¿Esto fue o es ahora? Trastrocamiento de los tiempos.

Bueno, y claro esto generó hasta su disposición de cambiar de candidato a sucederle en el estado de México, abandonando los sueños de gran clase del grupo gobernante del estado de México, para apoyarse en las ambiciones de los políticos de las grandes urbes populares que se han creado en torno a la Ciudad de México, con la condición de que él designa a los funcionarios del nuevo gobierno mexiquense y él dispone de las finanzas del estado. EN EL PROSCENIO UN GRITO RASGA EL SONIDO “Todo esto es una chingadera”

Entra el Rey desnudo, dice con voz en cuello. Señores, todo eso, todo ese pasado no es nada. Frente al desastre nacional, puedo decir de manera contundente: “Misión Cumplida”, ha pasado la urgencia y vamos hacia la normalidad, todos somos México, yo soy México.

Se escucha
El ausente
UN INTENSO MURMULLO DE VOCES INUNDA AL TEATRO AL AIRE LIBRE.

Van saliendo del fondo del Teatro muchos actores vestidos de albañiles, arquitectos, contratistas, sismólogos, técnicos de construcción, muchos especialistas, traen picos, palas, muchos costales, se escucha el ruido de trascabos, camiones de volteo; atrás, seguidos de un personal muy bien vestido, señores de desarrolladoras, de grandes grupos de inmobiliarios, junto a ellos, contadores, susurrando el costo, las estimaciones de los gastos y los costos de transacción. Se escucha ruido de computadoras, que marcan los tiempos de la reconstrucción considerando cada eje.

EN EL CENTRO DEL TEATRO EL PERSONAJE CENTRAL EL HOMBRE DE LAS MIL CARAS HACE MOVIMIENTOS CORPORALES Y EXPRESA SU CAPACIDAD HISTRÓNICA: TRANSFIGURACIÓN, CUERPO ATLETICO DE ACERO Y CRISTALES, BRAZOS QUE SON TENTACULOS Y SE BURFICAN HACIA TODOS LOS RINCONES DEL PAÍS, ABRAZANDO A TODAS LAS ENTIDADES MARCADAS POR EL DESASTRE, AVANZA ARROJANDO ARENA, CEMENTO, GRABA, POLINES. NADA ESCAPA A SU VORACIDAD, SUS DEDOS DAN CUERPO A LOS EJES DE LA RECONSTRUCCIÓN.

El libreto da entrada a un siniestro personaje. Una chusma da la bienvenida al personaje innombrable, los ejes de la reconstrucción. Un Coro gritando que el piso argumental no importa, señalando que hay que avanzar por el escombro de esas palabras, pisar fuerte los datos, triturar toda ésta argumentación que da razón al Teatro del Absurdo.

EL ACTOR PRINCIPAL NUEVAMENTE TRANSFIGURADO ENCARNANDO A LOS SIMPLES EJES DEL URBANISMO DE LA RECONSTRUCCIÓN: Manos, piernas, barriga, patas, cabeza, uñas. El monstruoso personaje adquiere vida. 

UN GRUPO DE ACTORES ABRAZADOS EN RUEDA SE ABREN Y SALE UNA VOZ ANONIMA DICIENDO:

Brota de la CDMX, Megalópolis de cartón, un ruido ensordecedor, retumba, el sonido viene de todos los puntos, de todos los rincones, son los pedazos de la Megalópolis de cartón que caen como cascajo; el ruido es insoportable por los decibeles que provoca y se escucha  este mismo ruidoso escándalo en todas las entidades afectadas

La Urbe que se erige como la Megalópolis de cartón oculta la simulación democrática con su reforma política; cruzada por la desigualdad, soñando el empoderamiento femenino en escenarios de barrios misóginos de calles sucias, barrios en donde ya no caben los violadores aquí y por allá, más allá, hasta los fines de sus márgenes.

El monstruo urbano sigue arrojando escombros hacia la periferia, crujidos, gritos, llantos, voces perdidas entre el bullicio, fundidas con el ruido de la ciudad, una mezcla de canto popular que se abre paso a ritmo de “Hip Hop”, se funde con la pelusa, la banda, los nacos, la raza, los machos que pululan por aquí y por allá.

Centro de la República corazón del poder la Ciudad de México Megalópolis de cartón. Inmenso el paisaje del Área Metropolitana de la Ciudad de México. Aquí está el centro de la vida política, económica y cultural de México, que se levanta sobre las ruinas de México-Tenochtitlán. El Centro Histórico muestra la sinergia vibrante, portentosa de su belleza arquitectónica. Como una ironía, una paradoja, una cesta de fuertes contrastes y agudas contradicciones que rodean a la ciudad azteca, capital del país encumbrada como casi la más grande del mundo con su población que ya supera los 10 millones de personas poblando una superficie de 1,547 kilómetros cuadrados, 597 millas cuadradas, cuyo producto interno bruto, PIB, muerde los 400 millones de dólares, una envidia para todos los virreyes del interior del país y un dato sorprendente para el continente porque produce una riqueza que ya rebasa con mucho 2.20 billones de pesos y se asume como una maquinaria creadora de empleos que año con año modifica sus propias cifras de los 80 mil empleos formales, destacando en todo el entorno de entidades en creación de empleo: más de 3.6 millones de mexicanos casi el 20 por ciento del empleo total del país; concentra en su hábitat el 30 % de la población mexicana y produce el 42 % del PIB nacional, los tentáculos de la Megalópolis de cartón se expanden minuto a minuto hacia Pachuca, Cuernavaca, Puebla, Tlaxcala y Querétaro; diariamente entran aquí para quedarse cientos de personas y se suman los flujos migratorios de los cinco estados que la rodean ensanchando y conformando esta gran Zona Metropolitana del Valle de México y sus alrededores.

Esta Megalópolis de cartón, espejo urbano nacional, contraste evidente con todos los centros urbanos, urbes, metrópolis, zonas metropolitanas y múltiples regiones como la de Real del Monte, donde reina la pobreza, la creciente desigualdad, la ausencia de oportunidades para las nuevas generaciones, el atraso, la impunidad, virreyes autoritarios gobernando al ritmo del centralismo en la mayoría de los estados, y el atraso ancestral mostrando algunos focos de crecimiento. El mosaico regional es altamente contrastante.

La cesta de las megatendencias ya están aquí golpeando a la CDMX Megalópolis de cartón, y no hay “City Manager” que aguante. Ni con su flamante Reforma Política entacuchado, calzando zapatos de llanta.

El neoliberalismo globalizador está vigente acotando al mundo. Su futuro y el del país están en la Geopolítica de la Globalización: el modo en que sus megatendencias están golpeando al escenario nacional.

EN EL CENTRO DEL TEATRO SE APAGAN
Y
SE
ENCIENDEN LAS LUCES
SOLO SE ESCUCHA UNA VOZ

Aquí, frente a ustedes y frente a ti, cómo te llames, está el rostro de la Globalización con su galopante urbanismo, su cara dura: la CDMX Megalópolis de cartón que viene siguiendo al pie de la letra la hoja de ruta de la modernización urbana neoliberal, la que viene operando por todo el planeta; desde Dubái, con su emblemática torre Downtown, la más alta de un inmenso complejo urbanístico, pasando por el desplome de la burbuja inmobiliaria que hundió a España en su recesión de la que aún no sale, avanzando por los diversos puntos esponja de Europa con sus lujosos espacios urbanísticos, hasta América Latina. China con su elite cegada y fascinada por sus “maravillas” urbanas, inmersa en la demencia urbanista sigue construyendo un mar de torres “las más altas del planeta” y réplicas de Monumentos Históricos de Europa; en su agenda de construcción están miles y miles de ciudades, y qué decir de la Ciudad de México que ha vivido antes de los sismos su apogeo urbano; y que ahora, como aves de los pantanos, los barones inmobiliarios se levantan y vuelven poderosos por fueros.

Los hechos en curso de la urbanización salvaje neoliberal de la Globalización muestran que la CDMX Megalópolis de cartón está enfrentada a su condición sísmica y a una estela de crisis que van más allá del agua, la basura, los espacios públicos, la salud, los crecientes decesos por la contaminación y la crisis ambiental del espacio urbano. Salta a la vista la superpoblación del planeta cuyo crecimiento demográfico no tiene punto de comparación con ninguna época anterior.

La masa de hechos son una fuerza descomunal que viene presionando sobre la raquítica oferta de servicios urbanos, equipamiento, vivienda, salud, centros hospitalarios, escuelas y universidades, crecientes asentamientos irregulares, expansión de la mancha urbana cada día, creciente escasez de agua, ascendentes vertederos urbanos altamente contaminantes, ascendentes toneladas de basura sin reciclar, escasez de vivienda, alta demanda de guarderías y centros de atención infantil y juvenil, creciente demanda de centros de atención médica a la población de la tercera edad y centros de atención especializada a las necesidades de salud de la mujer; energía, empleo, transporte, abasto, seguridad vial y movilidad. La presión socioeconómica viene provocando el colapso de las Megalópolis y de los centros urbanos al dispararse todos los índices y factores en una proporción exponencial; hacinamientos creciendo como hongos urbanos, desnutrición, mutación de plagas, microbios inéditos generando enfermedades únicas de las Megalópolis, sordera por los altos decibeles, ceguera, irritación, neurosis, estrés, ansiedad creciente y angustia, atestando los diversos centros de salud al dispararse el número de muertos por hipertensión arterial e infartos por los altos niveles de contaminación y las crecientes dificultades en el transporte con su ascendente complicación por embotellamientos, ya que minuto a minuto crece el padrón vehicular y ya rebasó los ocho millones de autos. Ascenso del crimen organizado, los barones del narco se mueven a sus anchas: Los Beltrán Leyva, el Cártel del Golfo, Los Zetas, el Cártel de Sinaloa y los Caballeros Templarios; ascenso de las bandas juveniles (las nefastas pandillas de los años 50, bajo del alemanismo, quedan como un cuento infantil de horror). Violencia y agresividad creciente en todas las áreas urbanas. Sobre esta crítica realidad, la creciente ingobernabilidad generando descomposición social, sus gobernantes no entienden que no pueden entender y siguen criminalizando la protesta social y se ensañan hacia los jóvenes utilizando los métodos renovados del periodo autoritario de Fernando Gutiérrez Barrios: te sometes o plomo. La Ciudad de México Megalópolis de cartón es hostil hacia los jóvenes y el problema, de “Los niños de la calle” ejemplifica dramáticamente esta cruda crisis; y en cada sismo un mar de impactos que no se reducen a cal, arena, acero, vidrio, mezcla, todo esto va más allá, con efectos nocivos a la vida de millones de ciudadanos.

Desde los albores de la humanidad hasta la mitad del siglo XX, 1945, se sucedieron más de diez mil generaciones para que la población de la humanidad entera llegara a dos mil millones de personas; para 2030, en el transcurso de una sola vida, la población humana habrá pasado de dos a nueve mil millones de personas en el planeta. La presión de la superpoblación tiene un serio impacto ambiental, cuyas repercusiones son múltiples, presión sobre los recursos, sobre la tierra, sobre la estructura de oportunidades y expectativas, sobre el espacio y la reducida oferta de servicios urbanos; la calidad de la vida humana está amenazada en las grandes urbes, como la Ciudad de México Megalópolis de cartón.

Las Megalópolis asediadas e invadidas por procesos de urbanización salvaje neoliberal son una realidad; y su urbanización no implica ni presupone el ascenso de una nueva civilización, es una simple aglomeración urbana, un enjambre. Fenómeno urbanístico que se ha venido desarrollando en un tiempo record, apenas unas cuantas décadas del ascenso de la globalización económica que viene generando una alta concentración demográfica en permanente expansión territorial; así, las Megalópolis son territorios urbanizados en los que el hacinamiento es masivo, ahí ya viven a flor de piel más de mil millones de personas, una población que busca sobreponerse para dejar de sobrevivir, buscando alguna oportunidad para vivir. Esta es una realidad altamente contrastante, paradójica, irónica, expresa una fuerte contradicción porque el futuro de la vida está en las Megalópolis, en las metrópolis, en los centros urbanos. La globalización y su moderna urbanización han creado las Megalópolis donde coexisten el primero, el segundo y el tercer mundo con sus procesos en marcha que muestran que son más una reacción que una planificación. La narrativa que brota de esta realidad son las periferias de las Megalópolis Shanghái, Guangzhou en, China; Sao Paulo en Brasil; Bombay en India, Manila en Filipinas, Seúl en Corea del Sur; revelando que el siglo XXI es de la urbanización en Asia un continente que ya aportó el 65% de la expansión demográfica urbana del mundo desde inicios de este siglo, destacadamente por China.

EN EL CENTRO DEL TEATRO ACTORES VAN ARROJANDO ZAPATOS, CALCETINES, CORBATAS, TRAJES, BOLSAS DE BASURA, LIBROS, DOCUMENTOS UNA ACTRIZ GESTICULA Y PRONUNCIA:

El rostro urbano de la globalización ha creado ya 34 mega ciudades donde se ubican zonas urbanas como Yakarta en Indonesia, que cuenta ya con 30 millones de personas; o con mega regiones urbanas como Tokio-Nagoya-Osaka-Kioto-Kobe, donde habitan más de 60 millones de personas; pero es Latinoamérica la región más urbanizada del mundo, donde 80 por ciento de la población, 450 millones de personas, vive en ciudades. Tres cuartas parte de la población del mundo de seis mil millones de habitantes vive actualmente en el espacio urbano. Solo en nuestra región latinoamericana, el 60 por ciento de su población total vive en centros urbanos; en México es el 85 por ciento.

Las Megalópolis requieren recursos energéticos desmesurados y exigen del ciudadano una hipoteca vital para pagarse no ya la vivienda en propiedad sino el transporte para llegar al lugar de trabajo. Además de dejar a los ciudadanos sin dinero, las horas empleadas en atascos en el transporte público dejan a buena parte de la población sin tiempo para vivir, es decir, disparando la ausencia, la anomia, el sin sentido de la vida, lo que es ya un gran peligro no solo para las personas, también para la vida contemporánea.

La CDMX Megalópolis de cartón ve crecer todos los días “casas de cartón” y lámina en el Ajusco y al lado de Indios Verdes, por las orillas de Neza. No hay manera de parar este tropel de la urbanización salvaje de los recién llegados, y en este flujo de migraciones llegan también cada año siete mil 400 indígenas; a un ritmo de tambor batiente avanza este ascendente crecimiento salvaje de plazas comerciales, de nuevos conjuntos urbanistas, de torres.

EL PRINCIPAL ACTOR SE DEPOJA DE UNA MASCARA Y LUEGO SE PONE OTRA PARA DECIR:

Este enjambre urbanista está inmerso en la vorágine salvaje de la modernidad urbanista neoliberal que es la que viene dictando la Agenda del crecimiento programado de los centros urbanos y la expulsión de los habitantes, provocando el aumento en los precios de los alquileres de departamentos, viviendas; impactando y generando los desplazamientos de una población que ha hecho estallar las periferias rompiendo los límites de las urbes y convirtiendo muchas de las grandes ciudades actuales en territorios sin fin por el flujo de las migraciones. El supuesto progreso que desata la urbanización salvaje ha dado nacimiento al mercado político de la vivienda popular y al consecuente clientelismo político de las tribus aliadas y asociadas. La vida en la periferia está al margen de los sistemas de bienestar, sobreviviendo en una seudourbanización,  y estos procesos son el centro de su futuro.

Los hechos en curso de esta urbanización salvaje, imparable, nos conducen indefectiblemente a tener en mente el largo itinerario en Foros que han recorrido la temática de la Megalópolis y de sus diversos problemas concomitantes porque han arrojado una verdad contundente.

Las fuerzas de la geopolítica neoliberal de la globalización son las que están decidiendo y dando forma al mundo, a las Megalópolis, a las ciudades haciendo uso de todos sus poderes, maquillan a favor de sus intereses.

No deciden los gobiernos, ni urbanistas ni arquitectos, ingenieros, antropólogos, historiadores, ninguna formación social o política. Las Megalópolis están a merced de la Oligarquía Inmobiliaria y sus aliados internos y externos que encarnan al capitalismo salvaje de la globalización neoliberal.

Esta conclusión viene flotando a lo largo del itinerario temático de la Megalópolis y sus diversos problemas concomitantes en diversos y múltiples foros. Aquí un recuento apretado y sintético de este recorrido: Estocolmo l972, con el Informe Brudtland; Vancouver Hábitat I, 1976; Brasil l992 en la Cumbre de la Tierra. En Toronto se debatió, las ciudades sin autos; en Madrid la energía para el mundo de mañana. En Tokio se llevó a cabo la Conferencia Asiática, centrada en Megalópolis y la interrelación poblacional, contaminación ambiental, urbanización y la planta industrial y sus vertederos. En New York, la 47 Asamblea de la ONU se centró más específicamente sobre la cuestión ambiental de las ciudades. En l994, en Estambul, Turquía, el Foro Internacional discutió sobre la Ética Ambiental, abriendo el debate sobre la corrupción en la gestión de los gobiernos de las ciudades y la importancia de construir consensos con los industriales y las organizaciones civiles. En París, el Foro debatió sobre los diferentes actores y sujetos, en específico el de género y su dimensión humanista. El Foro Ajusco II, dio cuerpo a las tendencias al tratar la “La Sustentabilidad de las Metrópolis Latinoamericanas”. En Estambul 98, el tema fue contundente: “La Asamblea Mundial de Ciudades y Autoridades Locales”. Estambul, “El Hábitat II/99” profundizó sobre esta temática. En el Museo Rufino Tamayo se abordó el tema de las Megalópolis, también en la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Sostenible en Johannesburgo, Sudáfrica (26/ago. y 4/sep. 2002) y un largo etcétera.
EN EL CENTRO DEL TEATRO VEMOS ENTRAR Y SALIR A MUCHOS ACTORES, MIGRANTES, PERSEGUIDOS, DAMNIFICADOS, JUCHITECOS, FAMILIAS DE LA CONDESA. MARCHAN CON PANCARTAS, TODO EN UN SILENCIO ESPECTRAL.

La protesta, la denuncia, el enjuiciamiento, la fuerte confrontación contra el capitalismo salvaje de la globalización neoliberal y sus representantes los barones inmobiliarios se dan en todos los rincones del planeta, en las ciudades, las zonas urbanas, las Metrópolis, las Megaciudades; y en México la lucha contra este urbanismo bárbaro, lleva varias décadas, acentuándose en los tres últimos sexenios, son decenas, centenas, miles de protestas contra las inmobiliarias

Las desarrolladoras, las inmobiliarias han devorado al Gobierno de la CDMX en los últimos años la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial PAOT recibió más de 4 mil denuncias por violación de uso de suelo. Las delegaciones Cuauhtémoc y Benito Juárez, las más afectadas. Construcciones que no se permitían antes en colonias como la Nueva Santa María, por el uso de suelo, fueron creciendo grandes edificaciones. Los problemas que conllevan este tipo de inmuebles son falta de agua, exceso de tráfico y reblandecimiento del suelo.

Las empresas constructoras se han convertido en un vecino incómodo para los habitantes de la colonia Nueva Santa María y sus alrededores. En una zona donde lo común es ver casas de dos o tres pisos, resaltan por su tamaño decenas de edificaciones nuevas y seminuevas que tienen el doble o incluso el triple de los niveles permitidos en el Programa de Desarrollo Urbano de La Delegación Azcapotzalco. Otros edificios aún siguen en obra negra. El impacto ambiental negativo es claro: escasez de agua, que antes no faltaba; el tráfico en la colonia ha aumentado y también hay más ruido. No muy lejos de allí se levantan torres gigantescas que por su altura pueden verse desde otros puntos de la ciudad.

AVANZAN MUJERES
CON VELAS POR EL ESCENARIO TEATRAL
 SE ESCUCHA UN VIOLIN.

Estas historias se multiplican por toda la CDMX Megalópolis de cartón. Barrios, calles, cuadras, zonas, delegaciones, colonias; la protesta ha estallado por todos los rincones y las autoridades omisas, ciegas, coludidas, han dado luz verde a la urbanización salvaje del capitalismo globalizador neoliberal.

Al famoso “Barrio Mágico” de Coyoacán de San Mateo considerado emblemático, se le asestó un golpe mortal, una inmobiliaria doblego al Delegado de Coyoacán, construyó una Torre de seis niveles y 73 departamentos, trastocó todo el paisaje originando un mar de problemas que están por desatarse: agua, basura, atascos automovilísticos, energía, drenaje, y elevando el precio, para que vecinos vendan sus casas. La población urbana de la Megalopolis muestra su hartazgo ante el Autoritarismo y la prepotencia, estos son solo algunos de los signos del Poder en México y en la CDMX Megalopolis de cartón, una ilusión los ordenamientos territoriales, el capital modifica todo el orden jurídico, no hay planeación, se impone el urbanismo salvaje y claro esto es un caos, que beneficia con altísimos rendimientos al capital salvaje de la globalización y el neoliberalismo.

Todo esto ya venía pasando desde atrás y ahora con el desastre nacional de los sismos. Los barones inmobiliarios encarnando el capitalismo salvaje de la globalización neoliberal, vienen con sus fueros. Esta máquina infernal de la urbanización salvaje, seguirá marcando el rumbo de la CDMX Megalopolis de cartón.

ATROPELLANDOSE ACTORES Y ACTRICES SE MUEVEN DANDO VUELTAS, GRITOS, LEVANTAN BRAZOS, CIERRAN LOS PUÑOS. SOLO UNA LUZ SOBRE EL PROSCENIO ROJA.

He aquí, una pequeña lista de estos ilustres hombres, los barones inmobiliarios que encarnan el rostro del capitalismo de la globalización neoliberal el urbanismo salvaje, que no dan pie sin huarache a la hora de decidir el rumbo de la CDM Megalopolis de cartón. Sumando su “pequeño esfuerzo” en la Reconstrucción Nacional del desastre, extendiendo a todas las entidades que lo requieran, se asumen “modestamente como otros mexicanos unidos”

Las Empresas. Las principales Fibra Danhos, Grupo Gigante Inmobiliario, Grupo Ideal y Grupo Copri conglomerado que forma la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios (ADI), a cargo de miles de edificios que colapsaron y no pueden ser habitados. Fibra Danhos es uno de los dos mayores propietarios de las oficinas que se ofertan en la Ciudad de México que en total abarcan 8.5 millones de metros cuadrados. Tiene desarrollos en 361 mil 736 metros cuadrados, lo que equivale a 4.26 por ciento. Esta Fibra sólo es superada en este mercado por Fibra Uno con 18 edificios que tienen el 9.33 por ciento del total. Sus propiedades más representativas son Parque Delta, Parque Duraznos, Parque Cuicuilco, Parque Tezontles, Reforma 222 y el más reciente, Parque Toreo y las 15 que más han ganado en concursos de obra pública se han llevado un total de 170 contratos por un monto superior a 159 mil millones de pesos; en el NAICM, obra por la que se han presupuestado inversiones de 186 mil millones de pesos, todo en el presente sexenio. El sexenio de Felipe Calderón no se quedó atrás, de su antecesor Fox, las Inmobiliarias obtuvieron 91 contratos por 17 mil millones de pesos, casi una décima parte de lo conseguido en la actual administración. Ahí destacadamente sobresalen las constructoras Operadora Cicsa, de Carlos Slim; la portuguesa Mota Engil; Coconal; La Peninsular; las españolas Aldesa y Acciona; Prodemex y claro el caso de OHL México, con una extensa agenda de construcción y concesionaria de carreteras. Jaguar Ingenieros, OHL México y hasta ICA, entre otras; el pulso financiero lo mantiene Juan Carlos Minero, director de inversiones del fondo Wall Street Capital Partners.

SE CIERRAN LAS CORTINAS
DEL
TEATRO AL AIRE LIBRE
FRENTE A LA CATEDRAL DE MÉXICO

EL PÚBLICO SE PONE DE PIE, APLAUDE APASIONADO LA OBRA
SIGUE OTRO APLAUSO ESTRUENDOSO
PARADO EL PÚBLICO SIGUE APLAUDIENDO
SE ESCUCHAN ¡BRAVO! ¡BRAVO! ¡BRAVO!


SALE
El Director el Gran Dramaturgo
Peter Brook
Haciendo un gesto de agradecimiento
¡Bravo! ¡Bravo! ¡Bravo!

HA CONCLUIDO LA MAGNA REPRESENTACIÓN DEL TEATRO DEL ABSURDO

El público sale alegre, entusiasmado y conversando sobre toda la Obra.

¿Cuál es la ficción y cuál es la realidad? Claro, la ficción hecha realidad.

¿Afirmas que hemos decidido por la ilusión?

No, hemos comprado la ficción que durante años nos han vendido, y ya no sabemos distinguir cual es la verdadera realidad. Todo esto es paradójico, altamente contrastante y contradictorio. Ahora, los señores muy ufanes, se hacen a un lado, como olvidando, ignorando, como considerando todo eso, como secundario, y como lo único real la política electoral “Que espantoso esto”

No puede ser, si este poderoso poder, este Ogro o El Gran Gesticulador es pura representación de la realidad, es totalmente frágil, no podrá hacer frente a la brutalidad, la condición sísmica del país y de la espantosa realidad que no acecha, nos rodea, El desastre nacional de sismos, huracanes y colapsos urbanos para millones de mexicanos una realidad espantosa, insoportable donde sigue creciendo la rabia, el coraje, el descontento, un malestar con la carga de muchos agravios y que crece por todas partes hasta provocar una inédita ingobernabilidad. La oligarquía lo tiene agarrado y se hará lo que esta desea.

No, necesitamos hacer una contabilidad de la cantidad de los enormes problemas por los que está atravesando la Nación, con este desastre nacional, están a la vista. Ciertamente.

Esta representación da cuerpo al fantasma que corre por toda la Globalización, la crisis económica mundial, el desastre, los gobiernos corruptos, el ascenso de la derecha; y no hay blindaje para nuestro país, frente al rostro urbano de la globalización con su capitalismo salvaje.

No, no puede ser, estamos jodidos
¿Y ahora qué?

La representación es estupenda, pero no hay que confundirnos, no es la realidad. El Ogro, o el Gran gesticulador,  por sí solo no podrán. Ahí están los titulares de la prensa, se anuncian movilizaciones de campesinos desde el norte protestando por la sequía y el turbio manejo de los recursos para el campo, los planes y programas para la Reconstrucción nacional, el dinero de los monederos electrónicos, y los tres mil pesos para renta; y ya ves lo que anunció el SME, miles y miles irán a los Pinos a exigir una empresa de servicios eléctricos y ya ratificaron que no van a parar; y que me dices, de las miles de familias que siguen esperando al lado de los colapsos de sus casas, viviendas, departamentos. Y crecen las iniciativas, como la Asamblea Nacional Ciudadana para la Reconstrucción: Asamblea Nacional de la Resistencia, Nueva Constituyente Ciudadana Popular de Chiapas, Unión Popular de Vendedores Ambulantes 28 de octubre,  Congreso Popular Ciudadano de la Ciudad de México, Sección 18 SNTE-CNTE-Michoacán, Sección 34 y 59 CNTE, Zacatecas, CCI, Sección 40 de la CNTE: Magisterio Democrático del Valle de México Sección 36 SNTE-CNTE; Izquierda socialista; Movimiento de Liberación Nacional; Frente Cívico Social de Michoacán, Consejo Supremo de los Pueblos Originarios del Estado de Michoacán, entre muchas otras organizaciones. Este es el futuro inmediato, pero, ayer, eso ya olvidado. Decíamos que eso era un broncón para este presidente de ficción, lo anunciado de que se privatiza PEMEX, y Cárdenas ya llamó urgentemente a una movilización nacional. Y los viejos líderes de la Coordinadora Única de Damnificados, intentan repetir lo que ya sabemos todos. El pasado superpuesto al presente como una alegoría, sarcástica, macabra.

¿Y que va hacer este presidente de ilusión, y ahora, que le estalló la crisis en las manos, la que ya se había anunciado que Europa nos golpearía? ¿Y lo que viene con el TLCAN?; no te vayas tan lejos, ve a Juchitán, o el corredor de la Condesa o la Cuauhtémoc, sin que menciones a Morelos o Ixtapalapa; ¿y qué me dices del tamaño de la reconstrucción de los 150,000 inmuebles colapsados por los sismo en las entidades, y en la Malopolis?

Definitivamente entramos al fin de la reciente democracia de pacotilla con la partidocracia que la domina, y todo con lo que declaró el General, pues es un desplante frente al Ejecutivo, no regresarán a los cuarteles, demandan garantías, y de hecho, están exigiendo presencia en la política, esto es grave, es un Golpe de estado virtual y no un golpe de timón, como lo que acaba de pasar en Paraguay, se da un Golpe de Estado, “constitucional” porque la oligarquía decidió que no le gustaba como estaba llegando el Gobierno el presidente Fernando Lugo; y para que decir, todo el mundo lo sabe, Trump, esa caracterización fue arrebatadora. ¿Hay que verlo en el corto tiempo o en perspectiva?

Veamos el asunto de los ejes de la reconstrucción, pero, seriamente y no con una Ópera Bufa, como este pésimo espectáculo de El Teatro del Absurdo. La Reconstrucción política del desastre Nacional apenas se ha iniciado.

Esta historia apenas se inicia, porque se anuncia como un Performance: LA LÓGICA PERVERSA DE LAS MAQUINARIAS, solo en Cines, hacer reservaciones en Ticket Master.