© ®

Todos los textos son propiedad de sus autores, quienes tienen todos los derechos sobre ellos (¿o será al revés?) y han decidido libremente publicarlos aquí para la difusión pública sin fines de lucro.







*Este proyecto está basado, en sus orígenes, en la idea de Dulce Chiang y Alicia Quiñones




sábado, 24 de enero de 2009

Si no fuera

Si no fuera éste instante pavoroso,
en que con demasía estética me sujeto
a la muy terrible sensación de atravesar tu ausencia,
como si fuera éste siempre el punto de partida,
el saber que la vida sin porqué, al igual que la noche
y la guadaña espantosa de la muerte;
quizás de la nada y de lo que me empuja la miseria,
desde el interior de mis huesos me sale hasta la boca
toda ésta palabrería para decirte amor, tristeza, gaviota lejana
de mis sueños y presuntuosidad que se sabe que no es tal;
para decirlo con franqueza:
el punto es que yo te amo, así de sencillo,
amo en ti todo lo que mi filosofía no puede construir,
es decir, la deliciosa y querida sencillez de la ternura
que nos debatimos ambos con nuestras lenguas,
tus manos, tus ojos, pestañas claras bajo otras (tuyas o mías)
en un mutuo diálogo
de silencios, claro, silencios, pero sabios, dulces, ligeros silencios e impostergables.