© ®

Todos los textos son propiedad de sus autores, quienes tienen todos los derechos sobre ellos (¿o será al revés?) y han decidido libremente publicarlos aquí para la difusión pública sin fines de lucro.







*Este proyecto está basado, en sus orígenes, en la idea de Dulce Chiang y Alicia Quiñones




martes, 27 de noviembre de 2007

Esta suerte pasajera

Esta suerte pasajera
Y su parábola muda que cruza como ave,
Como aeroplano
O palabra extranjera.

Cuando no quiero hablar de los meollos
Soy cínico.

Escupo cascarones huecos.

Este andar de voces onomatopéyicas,
De frases cacofónicas
Y sustantivos que se golpean los unos contra los otros.

Mirar hacia el sur
Es como asomarse por debajo de una falda
Y encontrar los calzones equivocados
En una tierra que no le pertenece a nadie.

Mirar hacia el norte
Es encontrarse en el pecho de un toro que pasta
Come flores y caracoles
Y lo devuelve todo a la tierra.

Esta suerte pasajera
Descarada vagabunda que le enseña las tetas a cualquiera,
Pretende ser gloriosa
Y no es nada más que un dechado de mentiras que alguien inventó
Para sentirse poderoso,
Para empujar a algunos a llamarse desafortunados.

¿A dónde van las buenas noticias?

Parvadas de noticias,
Manifestaciones de noticias,
Rumores de noticias.

Un bálsamo
O una red para atrapar buenas fortunas
Y flores de azahar,
Un encantamiento
O un papalote al que vaya atado un mono blanco
que encuentre un telegrama,
Una carta
O una nota de florería
Allá en el aire gris
Por donde viajan todas la palabras
Que ni siquiera me voltean a mirar.

Ese andar de voces que anidan en el pelo de las jacarandas,
En el rellano de las torres de la catedral,
Y sus patitas
Como de mariposas
Se resbalan en la superficie de los vidrios de mi casa
Y caen
Resignadas
Porque ya de nada les sirve volar.

Esta suerte melindrosa,
Infantil e interesada,
Me debe muchos nombres
Pues a ninguno de mis hijos lo he podido bautizar.

miércoles, 21 de noviembre de 2007

Tiempo

Mis pasos
copos de nieve.
El sol
se lleva mi rastro.

Cuando desaparezca
¿llegará la primavera eterna?

martes, 13 de noviembre de 2007

con amor para mis asaltantes

Deseo que disfruten miel
Disfruten miel de mi sangre
De un cierre de ojos,
Tatúen su felicidad en marco de oro
Cuando se olvida se buscas recuerdos
Recuerdos olvidados por las penas
Por recordar que de cristal eres hecho
Cuando te crees de meta,l
Vamos niños jueguen con pistolas
Créanse grandes basuras humanas
Ladren y aúllen a la luna
Dígale sus mil travesuras,
Un gran lobo unos grandes bandidos
Algún dia no tendrá la sombra
Se les perderá el bosque
Se caerán sus garras y sus colmillos
Les quemara el sol hasta morir,
Cuando estén solos llegare por la espalda
Les morderé el cuello,
Descuida nada material me interesa
Solo les mostrare la mortalidad,
Escuchando los sonidos de un gemido
Que sientas la noche de un cordero solo,
Que sientas que tienes corazón
Y que por las venas puede fluir adrenalina
Y que maldigas al mundo
Y a los seres como tu,
Gritando piedad a la luna
Ya que sordo ya soy
Romperé sus patas y sus caderas
Para que no escape el animal,
Nuevo pelaje morado
Con tintes rojos de tus entrañas,
¿Ahora quien se siente feliz?
Ahora quien alardea con la luna
No hay sombra te quemara el sol
Niño que juega al malo de películas
Niño que se cree un cazador,
Por ahora disfruten de sus garras
Sigan usando esos largos colmillos
pronto la vida por sus almas llegara
Un lobo menos en el mundo
Un niño menos sin jugar
Alguien lo notaria?
¿Alguien le importaría tu ausencia?
Disfruten jueguen pronto nos veremos
con amor para mis asaltantes

Acá en el pedestal del barrio...

Acá en el pedestal del barrio,
la camisa de acero
y los sentimientos tatuados,
nada más abstracto que beber, ha…
podré ser mentiroso, o tajante pero no cobarde, ¡Ha beber!
A sacar el lustroso resentimiento como una patada y un gol,
otros poemas más, haciendo metafísica
aunque la inutilidad inmortal de la poesía
no es culpable de este mundo; ni yo (ni ninguno de mis cuates) quieren salvarlo,
quisiera aplastarlo durmiendo,
como en una ensoñación de Gastón Bachelard.
Dibujar una portería o las piernas de la última y más vendida de las playmates,
para acaparar a mi propia gente,
para echarles un flamazo en la conciencia a los del gobierno,
a todo el que no encuentra gracia en sí mismo,
y salvar con el penúltimo poema del día
a ese prodigio llamado la Maldita vecindad.


Marcos García Caballero

viernes, 9 de noviembre de 2007

un fin más..

Sacrifícate cuando la luna ceda al sol
Mátame si las vidas se me acaban
Pero no dejes que suelte tu mano
Porque nos caeremos juntos,
La oscuridad y la brevedad
En un frasco se guardan
Junto la felicidad y la inspiración
Solo el espejo nos separa
Despojo de humano,
Y yo, el gran artista
Solo un pedazo de vidrio
Que su cuerpo tiñe de carmín,
Miras con horror tu boca
El vino tinto de ella te espanta
Mira tus ojos y mira tu cara
La arrugada piel te frustra,
El ruido de las monedas de tu bolsa
Tan estridente como tu respiración,
Relájate aun más y dime…
¿Quien es el hombre que miras?
Es aquel que no vendió su mente
Es aquel que siempre libre fue
Aquel que no despertara más
Aquel el amante ferviente de letras
Aquel de metáforas y ritmos
Aquel que las personas llaman
El Poeta…

miércoles, 7 de noviembre de 2007

kiss me or i`ll bite you

Un silencio en el mundo
Un mundo sin querer hablar
Dos corazones amando
y mis manos no pueden parar,
mucho tiempo esperamos
Ahora solo te cubre tu alma
No detengas mis manos
Provoquemos un temblor,
Que mi saliva se agote
Y mis manos te recorran
Tu cuerpo de nieve arderá
Y tus caderas bailaran,
cuando matemos el silencio
Con tu respiración agitada
Con los dos mil te amo
Y los tres mil te quiero
mientras despreciamos el cielo
Y mi alma a ti se unirá,
Esos afilados labios rosas que
dejaron sabor en mi boca
sabor que llega a tus piernas
sabor tendrán tus lunares
Ahora muerdo tu pecho
tu muerdes mi cuello
Rasguño tu espalda
Y te miro y me callo,
Cuando me muero en ti
y por ti vuelvo a revivir
un abrazo me atara a ti
y todo volveremos a repetir
mi amor témeme
porque no te dejare ir
por favor témeme
que la vida se me va ir
Pensando en ti…

lunes, 5 de noviembre de 2007

Preguntario

De qué estás hecha mi niña?
¿de cera,
de pan o de jengibre?
¿Por qué hay en tus labios un ocaso
y en tus ojos un hallazgo?
Si supieras mi niña de leche
la fortuna que tiene el mundo al besar tus pies.
El olor de las cebollas y los ajos
conjugan tu verbo.
Envuélvete en lechugas
y espolvorea comino en tus manos,
que la vida se desprende de las nubes,
nacen huracanes y el polvo se hace rocas que contienen
el mineral de tu espíritu.

Niña corintia,
niña abigarrada,
suave seda y catedral de cristales aromáticos,
te regalo mis versos para robarte una sonrisa,
niña de ojos eternos
que vagan por el mundo buscando las respuestas.

Dime mi niña por qué tan sola
por qué la luna
y por qué tu pelo.
Busca por la tierra y entre los átomos del aire,
en el sabor de las begonias
y en el sonido de los caracoles.

¿Será que rodeada de niebla te ves más hermosa
o a plena luz de luna?

Responde mi niña atareada,
guarda los juguetes en el baúl y sueña conmigo,
contémonos los dedos de los pies y atrapemos libélulas en burbujas,

Suenas a octava maravilla
a brillo en la penumbra.

¿Quién te robó el suspiro,
quién te entregó tu nombre
y quién ha sido capaz de pronunciarte en vano?

Leche con miel y un bizcocho azucarado para la niña
que acostada en la hamaca se mece entre palabras.
A dormir
a soñar como siempre
y que en el abrazo del mundo
el frío se desvanezca,
como las olas en la arena.


A mi querida Ximena de Tavira, por todas las razones.

sábado, 3 de noviembre de 2007

Querido Punto

Hoy, desde la más profunda estima que te tengo, decidí extrañarte

¿Es que no te oyes?

Anoche soñé con mobiliarios, cuadros de papel y frases extravagantes, que como olas se hacían hacia dentro del sueño y empujaban todo, como un desastre que inundaba la simetría perfecta de las lámparas de noche y las fotografías de mi abuela en blanco y negro que tengo sobre el sillón, ese para dos pares de zapatos, un abrazo y un sexo compartido
Luego apareciste, te soñé gemelo, encantado en tu embeleco de narciso, cabalgando una pestaña postiza y dividiéndome en la cantidad que te venía en gana

Me dejas abierto, como en espera

Hablé de ti en el diván donde voy a contar mis secretos, estabas desnudo y olías a papel sin historia, traté de recordar la imperfecta circunferencia de tu cuerpo
Todo fue en vano, la lluvia de la tarde deslavó tu rostro, se me enfriaron los pies y vi lunares en mis manos
Entonces pensé en lunares y no en puntos, gran diferencia, ¿no lo crees?

Un comentario, un ensayo sobre la vía láctea, varias ideas geniales y un capítulo nuevo para mi historia inventada, se han quedado de pie, con los brazos cruzados y el cuello tiezo de esperar tu llegada

Como verás, la extrañeza es un vacío, un punto de arranque con el motor averiado, dame la pauta, la pausa
Dile al ingenio que no cabe en estos renglones, que eres indispensable, rotundo, vil

Hasta cuándo dejarán las cebollas de hacer llorar a la cocinera, hasta cuándo los aviones aterrizarán seguros, hasta cuándo la mosca dará a luz y se secará en el marco de la ventana, hasta cuándo terminaré de escribir, hasta cuándo te harás presente, presentable, y me darás un motivo para concluir, cerrar el círculo que inició en alguna parte de tu infinita forma

Aunque escriba tu nombre y describa tu valor, jamás tendrá el mismo significado

Me dejas condenado, como el idiota que mira un cúmulo de estrellas sin decidirse por una
Te extraño y te pido que me reconsideres, que dejes alguna huella de tu cuerpo en una hoja de papel, quizás te calque, te fotocopie o te tome fotografías, quizás me olvide de tu utilidad y te deje descansar entre los libros que están serenos, gracias a ti, a tu inolvidable sentido de lo acabado
Punto final

viernes, 2 de noviembre de 2007

ositos camuflajes verdosos


No me preguntes quien era
Porque a un no se quien soy,
Solo sé que
Contigo quiero estar
A tu lado quiero ver
La vida pasar;
Una cadena en mí
enganchada a ti
Que no se ve,
Que no se siente
Pero se sabe que
Ahí esta,
No la queremos quitar;
Me gusta sentirte cerca de mí
A un cuando lejos de aquí estas,
Mil sensaciones provocas en mí
Tan solo con tu nombre decir,
Como un loco puedo actuar
Si un me llegaras a faltar;
Por las tardes suelo oírte
Me llamas, me buscas
Diciéndo que me amas
Y repites que me extrañas;
Por las noches creo sentir
Que conmigo sueles estar
Y tu cuerpo suelo recorrer
Con mis besos hasta amanecer
Memorizo cada lunar
Para un mapa de tu cuerpo hacer,
Despertando del dulce sueño
Observo mi cruel realidad;
Más no maldigo
Porque es dulce y cruel la verdad;
Un mundo oscuro y frio
En el que solíamos caminar
Hasta que nos encontramos
Alguien con quien andar
Y solos no estar,
Perdón por tardar
Y por no dejarte de extrañar,
Perdona las locuras
Te perdono la cachetada
Tú perdóname la mordida y la cicatriz
Perdona mis desplantes,
Perdón por todos los celos
Y….

Perdóneme
Porque no te dejo de amar,
Y cada día
Te amo más
Elizabeth….