© ®

Todos los textos son propiedad de sus autores, quienes tienen todos los derechos sobre ellos (¿o será al revés?) y han decidido libremente publicarlos aquí para la difusión pública sin fines de lucro.







*Este proyecto está basado, en sus orígenes, en la idea de Dulce Chiang y Alicia Quiñones




viernes, 15 de junio de 2012

MENSAJE DEL PEN CLUB


Estimados colegas:

Nos dirigimos a usted en nombre de PEN México y PEN Internacional, la organización de libertad de expresión que agrupa escritores de todo el mundo y que cuenta con más de 100 centros en los cinco continentes.
Les pedimos, como colegas periodistas y escritores, recordar a los periodistas asesinados y desaparecidos en México en los últimos años, al momento de informar sobre la Cumbre del G20 de este año que tendrá lugar en el mismo país.
México es uno de los países más peligrosos del mundo para ejercer el periodismo. Desde 2000, al menos 80periodistas, escritores y blogueros han sido asesinados y otros 14 han desaparecido, en circunstancias relacionadas con su trabajo. Muchos de estos periodistas reportaban sobre crimen organizado y corrupción y sólo algunos delos asesinatos han sido investigados adecuadamente. Las condenas han sido relativamente pocas.
A pesar de la aprobación de dos mecanismos destinados a proteger a los periodistas que se encuentran bajo amenaza y la creación en 2006 de la oficina de la Fiscalía Especial de Delitos contra la Libertad de Expresión, los crímenes contra periodistas, lejos de disminuir, se han incrementado de forma acelerada.
En los seis primeros meses de 2012,siete escritores han sido asesinados.
México está obligado a cumplir los diversos tratados internacionales sobre libertad de expresión que ha firmado y ratificado, y sin embargo, poco ha hecho para proteger estos derechos. Quiénes amenazan y asesinan periodistas y escritores, quedan impunes casi en su totalidad debido, en gran parte, a la corrupción rampante en varios estados del país.
La Fiscalía Especial de Delitos contra la Libertad de Expresión reconoció públicamente esta situación en marzo de 2012, cuando admitió que las amenazas a la libertad de expresión en México a menudo provienen de las propias autoridades del Estado.
PEN ha llevado a cabo campañas para poner fin al clima de impunidad en México y urgió al Senado mexicano a aprobar una enmienda a la Constitución que haría que todos los ataques contra periodistas se conviertan en crímenes  federales. Esta enmienda fue aprobada en marzo de 2012 y ahora debe ser aprobada por la mayoría de los estados para que se convierta en ley.
Sin embargo, el compromiso de México con la libertad de expresión no puede medirse por sus leyes, sino por la reducción en el número de ataques contra periodistas y escritores, así como también por el enjuiciamiento y condena de los responsables de estos crímenes.
Durante sus reuniones en la próxima Cumbre del G-20, los invitamos a que en nombre de los escritores y periodistas mexicanos planteen la situación de impunidad que prevalece en México.
 

Jennifer Clement

Presidenta PEN Club de México
 

Aline Davidoff

Vicepresidenta PEN Club de México

No hay comentarios: