© ®

Todos los textos son propiedad de sus autores, quienes tienen todos los derechos sobre ellos (¿o será al revés?) y han decidido libremente publicarlos aquí para la difusión pública sin fines de lucro.







*Este proyecto está basado, en sus orígenes, en la idea de Dulce Chiang y Alicia Quiñones




martes, 15 de julio de 2008

Reflexión central

No tengo el gusto de conocer personalmente a Sergio Loo, pero definitivamente ha colocado en Hápax poético una reflexión central, y central no por la ultrajante pregunta ¿cuáles son tus 10 mejores poetas jóvenes? Sino por el cuerpo de la reflexión. Hace tiempo, charlando con un amigo en el deefe, José Vicente Anaya director de la revista de poesía ALFORJA que creo que todos conocen, al cuestionarle yo algunos parámetros personales en cuanto a calidad de ciertos poetas, me contestó: "Es necesaria la voz de todos los poetas, es necesario darle cabida a todos y cada uno". Después de leer a Sergio Loo, me da la impresión de que la gran opinión de Vicente Anaya (al que supongo nadie tildaría de mal poeta), como digo, es una idea que ya no se sostiene. Sergio Loo ha puesto el dedo en la llaga de la republicana idea de nuestras letras nacionales. Por tal motivo, sugiero a los demás miembros de hápax que reflexionemos en torno al asunto pero no desde lo oscuro sino en primera plana de hápax. En primer lugar porque no estoy de acuerdo en una idea exluyente de cuántos debemos ser 10? 20? 200? Finalmente casi todo ser humano ha escrito un verso, pasa como con los pecados: los pecados o los cometemos todos o no los comete nadie. Si de lo que se trata es de una cuestión FISCAL de CONCIENCIA para que se vea por la obra QUIEN ES QUIEN, yo Marcos García Caballero, dejo de ser poeta ahora mismo. Aunque vomite mis versos en el excusado. El espíritu propio de la poesia es todo lo más lejano a la fiscalización de la conciencia. Escribir es un acto de libertad, no hay más. Pero claro, me preocupa el asunto que debate Sergio Loo, porque entonces los buenos estarán en el Norte o en la Capital y no en niguna otra parte. Entonces, celebro en parte su texto, pero celebro también que nos coloque de espaldas a la pared. Alguien quiere opinar? Expandamos nuestras opiniones, al fin y al cabo no necesitamos a Letras Libres. Sergio Loo nos ha convocado.

No hay comentarios: