© ®

Todos los textos son propiedad de sus autores, quienes tienen todos los derechos sobre ellos (¿o será al revés?) y han decidido libremente publicarlos aquí para la difusión pública sin fines de lucro.







*Este proyecto está basado, en sus orígenes, en la idea de Dulce Chiang y Alicia Quiñones




viernes, 5 de marzo de 2010

Sergio Vicario

Antes del alba,
tu cuerpo, mi cuerpo, el cuerpo de muchos jóvenes
que van marchando en silencio.
Sin saber verídicamente qué después ocurriera.
Ya las tanquetas manifiesto de su viril cordura,
y toletes de jóvenes aprendices de lo siniestro.
Ya las imágenes retenidas que darán cuenta de los años
y la burda farsa de una tregua por el bien de la nación
pero atizando la hoguera.
Ya los muertos en la plaza, los detenidos en la escuela,
los discursos con golpes de pecho
y el crimen, los criminales jamás aprehendidos.
Fue la injuria y la rebelión, el hartazgo
de la paternidad impuesta con mano firme y vileza.

No hay comentarios: