© ®

Todos los textos son propiedad de sus autores, quienes tienen todos los derechos sobre ellos (¿o será al revés?) y han decidido libremente publicarlos aquí para la difusión pública sin fines de lucro.







*Este proyecto está basado, en sus orígenes, en la idea de Dulce Chiang y Alicia Quiñones




lunes, 17 de diciembre de 2007

Mi alma

Mi alma

Caprichosas formas siguen los ríos de sangre
Que salen de mi cuerpo muerto
¿Me acompañaras en el final?
¿En el último respiro guiaras mi alma?
Donde estará, no regresa
Yo te grito y no respondes
Despréndete de mi cuerpo vuelve a tu lugar,
Mis gritos en la noche
No atraerán más que moscas,
Mi sangre en el espejo
Por los golpes que logran la quietud,
Te necesito fuera del cuerpo que te guarda
La bañera derrama agua
Apestosa agua roja,
Siempre te estuve buscando
Siempre el mundo me rechazaba
Hasta que encontro lugar mi alma;
Solo sigue el aroma de la sangre
Una navaja y agua caliente
Ningún motivo aparente
Y a nadie le interesara uno,
Pero no siento ningún cambio
Aun esta lucida mi cara
Aunque por demás blanquizca,
Nunca quise fallar
Pero siempre lo conseguía,
Litros y litros de sangre
Se mezclaran con las lágrimas
Pero sigo lucido y sigo hueco
Ella mi consuelo y ella se niega
Ella me llamaba pero ella no me escucha
Ella es la única que me la puede regresar
Y más litros caen en el piso
Odio el respirar el sentir vacìo
Caminar como un muerto
Sin ser notado por nadie
Sin alegrías sin tristezas
Una vida dedicada a la felicidad
De aquella presencia
Un cuello sin aire y mi conciencia fresca
Mi alma no deja mi cuerpo
¿Porque no se despegan
Mi alma de este cuerpo?
Me siento vacìo y frìo
Talvez era cierto lo que me decías
Tú nunca fuiste mía
Y yo nunca te entregue mi alma
Adiós mi amor descasa tranquila

No hay comentarios: