© ®

Todos los textos son propiedad de sus autores, quienes tienen todos los derechos sobre ellos (¿o será al revés?) y han decidido libremente publicarlos aquí para la difusión pública sin fines de lucro.







*Este proyecto está basado, en sus orígenes, en la idea de Dulce Chiang y Alicia Quiñones




lunes, 24 de noviembre de 2008

A tus labios, amor.

Menudos cojines rosas de hendiduras cosidas a mano,
que de lejos el viento las toca como flores del más tierno campo
y de cerca son flores de miel, que atrae a la abeja su encanto.

Obscuro y bello secreto esconden en medio de entrambos,
que inspira tremendo viaje mas grave que el vellocino dorado.

Segregan un dulce y cálido humor que anhela ser aspirado
y al serlo, esperando en ti, se olvida la espera de estar a tu lado.

1 comentario:

EinarOux dijo...

Hola Francisco! Gracias por la invitación a postear mi último poema, y pues aquí está... por cierto, quería hacerte la sugerencia de que le dieras una remozada al blog porque se ve algo triste, digo, para que sea más atractivo e invite a la gente a pasar a leer.

Un abrazo.