© ®

Todos los textos son propiedad de sus autores, quienes tienen todos los derechos sobre ellos (¿o será al revés?) y han decidido libremente publicarlos aquí para la difusión pública sin fines de lucro.







*Este proyecto está basado, en sus orígenes, en la idea de Dulce Chiang y Alicia Quiñones




viernes, 21 de noviembre de 2008

Ruega por tu alma

Ruega por tu alma

Ruega por nosotros señor
Recita el niño bajo sus cobijas
Reza con tanta fuerza
Como el párroco lo ordeno,
Pide pronto encontrar la paz
Anhela un fin cristiano
Ama a la iglesia
Como se lo han pedido,
Mientras las pesadillas invaden su cabeza una y otra vez
Algo hay malo en el mundo han muerto los Ángeles,
El escapa corre, el sudor y el abrir los ojos
No entiende porque hay llamas en la tierra,
No entiende porque debe callar,
Se cubre temblando el frío que nunca se quita
Desea que nadie vuelva a entrar,
Estrellas de la noche arrúllenle
Porque en el día ya no hay luces,
Plegarias que piden por dispersarse,
El párroco le dio sermones que el no debía hablar,
El párroco le dijo que dios con el siempre estará,
Tus plegarias, pequeño no las debes olvidar
A todos los debes incluir a todos amar
el es su guía y su único aliado
Si lo pides con mucha fe
tu alma puedes salvar,
Recuerda el castiga a los que obran mal
sus lagrimas las guarda en frascos
tiene fe que todo cambiara
y sus frasco vaciara;
Marcas en su piel invisibles ya
y dolores que nunca se olvidaran,
El niño dormía cuando el azufre se olio
Agarrado fuertemente a su almohada
Demolido, la suelta a golpes,
Gritos no sirven todos lo saben
Pero todos lo callan por fe,
Mientras sus ropas caen
como las lagrimas,
Como aquella sotana negra
y aquel rosario,
Mientras su cuerpo es profanado
Y su inocencia se escurre otra vez,
El sudor de aquellos cuerpos
se confunde entre lagrimas,
el placer de aquel cuerpo gimiendo
es de quien guiara nuestras almas,
No debes maldecir solo amar
el ladrón se despide
pidiéndole orar,
Tumbado en el piso a Jesús le vuelve a hablar
la noche cubre todo
otra vez en silencio todo estará…

No hay comentarios: