© ®

Todos los textos son propiedad de sus autores, quienes tienen todos los derechos sobre ellos (¿o será al revés?) y han decidido libremente publicarlos aquí para la difusión pública sin fines de lucro.







*Este proyecto está basado, en sus orígenes, en la idea de Dulce Chiang y Alicia Quiñones




martes, 1 de diciembre de 2009

Libros, Mujeres y el Nobel

Fuente: La Jornada

Puedo hablar del futuro de la humanidad porque creo en la literatura, dijo Orhan Pamuk en conferenciaFoto Héctor Jesús Hernández
Ericka Montaño Garfias

Periódico La JornadaDomingo 29 de noviembre de 2009, p. 3
–Los libros y las mujeres tienen el poder de cambiar la vida de un hombre dramáticamente, todos lo sabemos. También tenemos en las sociedades cerradas, en las no occidentales, en las que el país se encuentra en circunstancias políticas de inestabilidad, los libros con el poder mágico de prometer una especie o casi un cambio apocalíptico.
–(Refiriéndose a sus personajes Kemal y Füsun) La atención que el amante presta a su ser amado, cuando no hay comunicación o cuando la comunicación entre los amantes es limitada, es muy similar a la atención que un novelista pone al mundo. Considero que la atención de un amante a su amado en una sociedad reprimida se aproxima mucho a la atención que un novelista presta al mundo, y que esa atención está cargada de amor.
–Estambul está cambiando, se está haciendo más rico desde el punto de vista de turismo, por ejemplo; pero no es mi Estambul, sino de alguien más. Amigos escritores jóvenes me dicen que el Estambul de mi libro no es el de ellos.
–Turquía puede desempeñar un papel democratizador, pero no como país, como país islámico que esperemos sea aceptado por la Unión Europea. Estuve bastante optimista acerca de esto en 2005; pensé que sería bueno para Turquía, y que también lo sería para Europa, porque sería más tolerante y no basada en la cristiandad; pero no funcionó así.
–El choque de civilizaciones para mí es una mentira. Si Turquía es aceptado por la Unión Europea se verá que no es un choque de civilizaciones, sino al contrario, como señalan mis novelas, una armonía de civilizaciones.
–El Premio Nobel me hizo feliz; eso es algo que no todos los que lo ganan reconocen.
–El Nobel me permitió escuchar la voz de los lectores del mundo, y escribo para ellos no nada más para los turcos.
–No soy un escritor totalmente occidentalizado, cuando escribo de los turcos escribo de los mexicanos o de los coreanos. Después del premio mi trabajo debe ser bueno.
–Quiero escribir del presente como si fuera el pasado.
–Soy optimista, puedo hablar del futuro de la humanidad porque creo en la literatura.
*Declaraciones de Orhan Pamuk en conferencia de prensa en la FIL de Guadalajara.

No hay comentarios: